El Rincón del Tío Nuke

Mozilla, software libre, privacidad y más

Ética periodística (I)

El país titula hoy en su versión digital: “La policía clausura 21 ‘webs’ en una gran operación contra la piratería de música y cine”

Cualquier persona que lea esto, o que haya visto el telediario de hoy a mediodía, sacará una lógica conclusión:

“Cierran 21 webs por ser de descarga de películas y música”

La realidad es que las páginas legalmente clausuradas, lo han sido porque albergaban anuncios fraudulentos de casinos, de envío de sms, pornografía que no te advertía que era de pago… etc

Por lo que en mi opinión el título correcto para la noticia hubiera sido:

“Cierran 21 webs por contener anuncios y publicidad fraudulenta”

Dejando de lado el asunto que eran de descarga de películas y música, lo cual no es ilegal, ni el motivo de la clausura, y de esta forma evitando confundir a los lectores.

O acaso cuando publican una noticia sobre un robo de un banco la titulan: “Detienen a dos hombre por el robo de un banco, ambos relacionados con la panadería y charcutería”.

Actualización (29/03/2007): La Asociación de Internautas pone las cosas claras sobre esta “puesta en escena” que solo pretende crear alarmismo y criminalización de Internet.

2 comments for “Ética periodística (I)

  1. 28 marzo 2007 a las 19:21

    Hombre, en TODA la prensa que he leído, escrita y online, mencionan explícitamente que la detención se realiza por ser una web con descargas y que tiene beneficios, es to es, a través de esos anuncios. Es decir que ni es por ser de descargas, ni es porque los anuncios sean fraudulentos, sino una mezcla de ambos, por ser de descargas y tener anuncios que les proveen de ingresos, lo que les convierte en gente que copia con ánimo de lucro…

  2. 28 marzo 2007 a las 21:27

    El tema es, que las webs no alojaban ningún contenido, por lo que no se si podría considerarse copia privada sea o no con ánimo de lucro.

    Tienes razón, nombran los ingresos por publicidad, pero no hablan de ellos como causa de las detenciones sino que dedican el 99% de los artículos a describir los delitos contra la “propiedad intelectual” que cometían esas páginas y la cuantía a la que ascienden sin explican el delito real que cometían.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.